Puente la Reina de Jaca, en la Canal de Berdún, sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Al norte de la Canal de Berdún, en las cercanías de una zona donde antiguamente se emplazaba la antigua villa medieval de Astorito, encontramos la nueva población de Puente la Reina de Jaca, surgida espontáneamente a principios del siglo XX en este estratégico cruce de caminos que comunican Jaca con Navarra, Huesca y los territorios del Valle de Hecho. No conocemos con exactitud el lugar exacto donde se ubicaba la importante villa medieval, villa que llegó a ser residencia ocasional de la corte aragonesa en el siglo XI, pero debió ser un lugar entre el molino de Azoguillo, que actualmente alberga la sede de la mancomunidad, y el puente romano que cruzaba el río Aragón.

Durante el siglo XII, con el Camino de Santiago en pleno apogeo, la población recibe a los peregrinos que llegan a través de los diferentes caminos aragoneses, hospedandose muchos de ellos en la población, que contaba ya con varias hospederías así como un mesón a cada lado del puente. En el siglo XV el viejo puente es ya una ruina y el lugar quedó despoblado, a excepción de algunas pardinas independientes entre sí. Unos kilómetros más abajo del viejo puente medieval se proyecta en 1880 la construcción de un nuevo puente, aquel que une la actual carretera de Pamplona con los territorios aragoneses. Este nuevo puente toma la denominación de Puente de