Asso-Veral, en la Canal de Berdún, sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Se trata de una pequeña pedanía de Sigüés, que en la actualidad cuenta con algo más de 10 vecinos. Aparece documentada por primera vez en el año 1095. A lo largo de los siglos ha ido pasando por las manos de varios señores, contando con el dudoso honor de ser el último núcleo de la comarca en liberarse del yugo señorial.

Al contemplarla, emplazada alrededor de una pequeña colina, es fácil adivinar su carácter defensivo, aunque son pocos los vestigios que quedan del fortificado poblado, que desde muy antiguo daba descanso a los peregrinos que llegaban por el ramal del Camino de Santiago que atraviesa el pueblo en dirección a Sigüés.

En la parte más alta de la población, junto a los restos del antiguo castillo, encontramos el edificio más destacable. Se trata de la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Se cree que se construyó durante el siglo XIII. Está edificada con sillares y sillarejos y presenta una sola nave rematada con ábside semicircular. En el siglo XVI se adosó la torre, sustituyendo también la inicial bóveda de horno por la actual cubierta de madera policromada. En el interior destaca el retablo que preside el altar mayor, de estilo barroco y dedicado a la Asunción de la Virgen.

 

Por: Javier Cano Álvarez