Artieda, en la Canal de Berdún, junto al Camino de Santiago, sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

En el margen izquierdo del río Aragón, situada sobre una colina a los pies del Camino de Santiago, al que ha estado vinculada desde los inicios de la ruta jacobea allá por el siglo X, encontramos la bonita población de Artieda. La sensación de que se ha llegado a un lugar especial se hace latente cuando el visitante pasea por primera vez por sus empedradas calles, que todavía conservan el trazado medieval. Entre sus nobles edificios destacan el palacio de los Diezmos y la casa del Hospital, testigos mudos del empecinamiento de un pueblo en su lucha por sobrevivir.

La multitud de vestigios romanos esparcidos por los contornos, junto con los restos de la calzada  que unía Jaca con Pamplona, nos confirma que fue un importante lugar de tránsito de personas y mercancías durante la época imperial de la colonización romana.