Pese a estar declarado Bien de Interés Cultural, el castillo de Arrés presenta un estado lamentable.