Salvatierra de Esca. Sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Muy cerca de la actual población de Salvatierra de Esca, durante el siglo IX existía un pequeño poblado conocido como Obelva, el cual, junto con otros núcleos cercanos, pertenecía al antiguo Monasterio de Santa María de Fuenfría.

Con la intención de fortificar la frontera del reino ante los continuos ataques franceses y navarros, en el año 1208 el rey Pedro II mandó fundar la actual Salvatierra, eligiendo para su ubicación una colina al norte de la Foz de Sigüés. Para atraer nuevos pobladores otorga a sus habitantes los Fueros de Egea, según los cuales y a cambio de proteger la frontera, éstos recibieron ciertos privilegios.

Poco tiempo después el antiguo cenobio es absorbido por el poderoso Monasterio de San Juan de la Peña, siéndole también entregada la nueva población en calidad de señorío eclesiástico. Entre los siglos XIII y XIV la población fue conquistada por tropas francesas, y una vez recuperada alterna periodos de realengo con otros de señorío nobiliario.

La tradición hospitalaria de la población se remonta a los inicios del Camino de Santiago, allá por el siglo X. Los peregrinos que llegaban desde los valles de Ansó y Roncal eran atendidos en el monasterio de Santa María de Fuenfría, al que se unió más tarde el hospital de Salvatierra. En la