En el interior de la iglesia de la Asunción en Panticosa, destacan varios retablos de diferentes etapas.

La iglesia parroquial de Panticosa fue en origen un templo románico del siglo XII, aunque hoy en día, salvo una parte del muro en la fachada occidental, no queda prácticamente nada de la primitiva iglesia. A causa de un gran incendio que asoló la población en el año 1536 se construyó la actual iglesia de la Asunción.

Está edificada con sillares y presenta tres naves separadas por columnas. Sobre ellas nacen las bóvedas de crucería estrellada de la nave central, mientras que se elevan bóvedas sencillas en las laterales. En el interior podemos contemplar varios retablos de los siglos XV a XVIII, destacando el del altar mayor realizado en alabastro policromado. A los pies se encuentra un coro elevado.

El acceso se realiza a través de un arco de medio punto resguardado por un tejadillo. La torre del campanario, de planta cuadrada y dos cuerpos irregulares está rematada por chapitel de clara inspiración francesa.

 

Por: Javier Cano Álvarez