San Vicente, en el valle de Caldearenas, sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

A unos 6 kilómetros de Caldearenas y rodeada de campos de cereal encontramos la pequeña pedanía de San Vicente de Aquilué.

Situada en un pequeño valle cruzado por el río Matriz, a 830 metros de altitud, presenta buenas muestras de arquitectura popular, destacando las portadas con vanos de medio punto y adintelados, airosas balconadas y empinados tejados coronados con las características chimeneas troncocónicas. Destaca también el conjunto formado por el antiguo lavadero, dos fuentes y dos abrevaderos, construido a finales del siglo XVIII.

A las afueras de la población encontramos la iglesia parroquial. Se trata de un antiguo templo románico edificado en el siglo XII y modificado durante los siglos XVI y XVII. Presenta una sola nave cubierta mediante bóvedas de lunetos y rematada con ábside semicircular, adornado con ajedrezado jaqués. Sobre éste se eleva la torre del campanario, rematada con un tejadillo a cuatro vertientes. A ambos lados de la nave se abren dos capillas, y a los pies el coro elevado. El acceso se realiza a través de un arco dovelado de medio punto.

En la actualidad San Vicente cuenta con 14 vecinos.

 

Por: Javier Cano Álvarez