Javierrelatre, en el valle de Caldearenas, sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

La población la encontramos emplazada a 709 metros de altitud, en el margen izquierdo del río Gállego, a unos 3 kilómetros de Caldearenas, con quien forma municipio.

La primera mención documentada del lugar data del año 1058. A excepción de una pequeña parte de su territorio, el rey Ramiro I cede su reino a su primogénito Sancho Ramirez. Entre los territorios que no fueron heredados por el futuro rey se encontraba Javierrelatre, que es entregado a su otro hijo también llamado Sancho. A partir de ese momento, y hasta la desamortización de Mendizábal ya en el siglo XIX, se convertirá en señorío nobiliario e irá pasando por las manos de varias familias nobles. Antiguamente existía una fortaleza medieval.

Históricamente la actividad comercial de la población estaba relacionada con el cultivo de cereal, especialmente trigo y cebada, junto con la ganadería lanar. Sabemos que a mediados del siglo XIX contaba con unos 140 vecinos, molino, batán y escuela con 30 alumnos. De su arquitectura popular destacan las típicas chimeneas troncocónicas y las portadas, con arcos de medio punto o adintelados donde figuran escudos nobiliarios y otros elementos ornamentales. El edificio más destacado es la iglesia románica del siglo XII. Al lado de la iglesia nos encontramos con el itinerario ornitológico Senda de Paco. Recorrido de poco más de 500 metros señalizado con 10 paneles interpretativos sobre las aves y el entorno.

 

Por: Javier Cano Álvarez