Las excavaciones, han sacado a la luz los restos del antiguo monasterio de San Pelay, en Gavín.

Pese a las muchas referencias documentadas que existen desde el siglo X, no fue hasta el año 1997 cuando la Asociación Amigos del Serrablo redescubrió una bóveda del antiguo monasterio, iniciando a partir de aquel momento las excavaciones arqueológicas. Sabemos que a mediados del siglo XI el monasterio había sido abandonado, siendo ocupado por varios vecinos de la zona que más tarde lo ceden al Monasterio de San Juan de la Peña en el año 1079.

El monasterio de San Juan de la Peña  le concedió varias posesiones cercanas y lo arrendó a cambio de un tributo. La concesión pasó por varias manos hasta que en el año 1236 regresa nuevamente al monasterio pinatense que lo cede a la baronía de Gavín a principios del siglo XIV.