Biescas, sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

En el año 1931 se encontró en Biescas el primer monumento prehistórico en territorio aragonés. Corresponde a la edad del bronce (eneolítico), y se cree que tiene unos 5000 años de antigüedad. Sin duda es el mejor conservado de la comarca y nos da una idea del tiempo que hace que estas tierras están habitadas por el hombre.

Sabemos que en el siglo II a.C. los romanos construyeron paralela al río Gállego (Gallicum flumen como lo bautizaron ellos), una calzada que unía Huesca con el Balneario de Panticosa, aunque son muy pocos los vestigios que éstos dejaron en el Valle de Tena. Más tarde fueron los musulmanes los que ocuparon esta tierra, y ya durante la Baja Edad Media fue lugar de realengo. Su importancia estratégica, dada su posición junto al estrecho que divide el fronterizo valle de Tena de la llanura pre pirenaica, fue capital tanto militarmente como a la hora de controlar el flujo de personas y mercancías que llegaban a través del paso del Portalet.

Históricamente sus pobladores vivieron de la ganadería, actividad que se sigue realizando, aunque en la actualidad es el sector servicios el que la tomado el relevo como motor económico. Emplaza a 875 metros de altitud sobre un antiguo valle de origen glaciar, poco queda del peque&ntild