Betés de Sobremonte, junto a Biescas, sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Betés es la primera población que encontramos cuando nos adentramos en el valle de Sobremonte. Se trata de una pequeña y apacible población perteneciente al municipio de Biescas, del que apenas dista 3 kilómetros. Los alrededores están dominados por bosques de pino y quejigo, junto con prados ganaderos, actividad tradicional de la población junto con la agricultura.

El edificio más destacado es la iglesia parroquial de Santa Bárbara, construida con sillarejo. Consta de dos naves comunicadas entre sí mediante dos arcos de medio punto y cubierta a dos vertientes. En origen fue un templo románico, del cual tan sólo se conserva el ábside, cubierto mediante bóveda de cuarto de esfera. Junto a éste se abre la sacristía y se eleva la pequeña torre del campanario, donde todavía podemos observar las aspilleras defensivas.

Recientemente se ha restaurado la ermita de Santa Orosia, donde los vecinos acuden en romería cada 25 de junio con motivo de las fiestas patronales.

 

Por: Javier Cano Álvarez