Aso de Sobremonte, junto a Biescas, sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

A unos 7 kilómetros de Biescas, emplazada a 1.260 metros de altitud encontramos, rodeada de montañas, la pequeña población de Aso de Sobremonte.

La primera cita documentada data del año 1013, y a lo largo de la historia ha alternado épocas de señorío nobiliario con otras de señorío secular, siendo propiedad del Monasterio de San Juan de la Peña. La actividad económica tradicional ha estado ligada a la ganadería lanar y vacuna, junto con la explotación forestal.

Dada su altitud, la agricultura se ha visto relegada a pequeñas huertas de autoabastecimiento.  Durante el siglo XV contaba con 17 casas habitadas, y a mediados del siglo XIX, el número de vecinos superaba el centenar, llegando a la actualidad con unos 40 habitantes. A través de sus estrechas calles podremos contemplar buenos ejemplos de arquitectura tradicional, destacando varios modelos de vanos apuntados.  

Junto a la plaza encontramos el edificio más destacado, la iglesia de San Juan Bautista. Edificada durante el siglo XVII consta de una sola nave, rematada con testero recto y cubierta mediante bóveda de cañón. A ambos lados de la nave encontramos varias capillas, y el acceso, protegido por un pórtico a dos vertientes, se realiza junto a la torre del campanario, de tres cuerpos y rematada con un tejadillo a cuatro aguas.