La Torre del Moro, en Lárrede, domina las cuenca del río Gállego.

Sobre una loma, dominando el valle del río Gállego, se alza majestuosa la Torraza de Lárrede, también conocida como la Torre del Moro, que junto con el castillo de Larrés y la Torre de Escuer, formaba parte de un entramado defensivo a ambos lados del río. Desde Lárrede parte una pista que en 20 minutos nos llevará sin pérdida hasta la torre.

Sobre la base del primitivo edificio, probablemente del siglo XI, se edificó con sillares irregulares la actual fortaleza en el siglo XV.

Presenta planta cuadrada, 5 pisos de altura, y sus muros, donde se abren aspilleras defensivas, tienen más de 1 metro de espesor. En el piso superior se pueden observar en perfecto estado de conservación las almenas defensivas.

La Torre del Moro fue restaurada en el año 2002 por la Asociación Amigos de Serrablo