Yéspola, en la Guarguera.

Situado a 881 metros de altitud, en el margen izquierdo del río Guarga, en la actualidad Yéspola forma parte del municipio de Sabiñánigo. La arquitectura popular, se encuentra terriblemente deteriorada, aunque aún se distingue algún vano dovelado junto con las características chimeneas troncocónicas.

Completamente en ruinas se muestra la antigua torre defensiva de la población. De planta cuadrada, fue edificada en el siglo XVI y perteneció a la familia de los Villacampa, señores del lugar durante aquel tiempo. De gruesos muros y aspecto robusto, conserva en buen estado las pequeñas aspilleras defensivas.

Desgraciadamente la iglesia parroquial, construida durante el siglo XVIII, presenta un deplorable estado de ruina.